Blog

¿Qué es la CPU de un ordenador y para qué sirve?


La CPU es un componente básico de cualquier ordenador, aunque no muchas personas son capaces de definir bien sus características, uso o ubicación dentro de torres y portátiles. ¿Para qué sirve una CPU? ¿Cuáles son sus componentes? Respondemos a estas y otras dudas.

Qué es la CPU o Central Processing Unit

La CPU, cuyas siglas en inglés provienen de Central Processing Unit, hace referencia al procesador o microprocesador de un ordenador. Esta «unidad central de procesamiento», que es parte del hardware, suele compararse con un cerebro humano, pues se encarga de procesar todas las instrucciones del dispositivo. A diferencia de la GPU, que es específica para el apartado gráfico, la CPU es un procesador de propósito general.

Así son las partes que integran la CPU

La CPU puede dividirse en varios componentes básicos, aunque una inspección visual no siempre permite identificarlos con facilidad. Son los siguientes:

  • El núcleo, que interpreta y ejecuta instrucciones.
  • La unidad de control, un circuito que extrae las instrucciones de la memoria.
  • La unidad aritmética lógica, encargada de ejecutar operaciones matemáticas.
  • La unidad de coma flotante, especializada en estas operaciones.
  • La memoria caché, para datos recurrentes.
  • Los registros, o memoria de alta velocidad.
  • El controlador de memoria, que regula el flujo de datos entre el procesador y la memoria.
  • Los buses, dispositivos que transportan datos.

¿Cuáles son las características principales de la CPU?

Comparar varias CPU entre sí puede ser una tarea particularmente ambiciosa. Para ello conviene recurrir a las características o parámetros de funcionamiento de un procesador. Estos son:

  1. La frecuencia de reloj. Hace referencia al reloj interno del procesador. Cuantos más GHz, mayor potencia y velocidad.
  2. El consumo de energía. Se mide en vatios (W) y es un indicador del consumo eléctrico. Por lo general, cuanto más potente es, más consume, aunque dependerá de su grado de eficiencia.
  3. El número de núcleos. Los núcleos o cores son los encargados de procesar la información de la CPU en paralelo: a más núcleos, más tareas se pueden ejecutar a la vez.
  4. El número de hilos. Thread en inglés, los hilos son los flujos de control de programa. Se trata de elementos que ayudan de forma directa a la forma en que el procesador realiza sus tareas.
  5. La memoria caché. Dividida en los tipos L1, L2 y L3, la caché es una memoria capaz de recordar elementos recurrentes para cargarlos con rapidez.

En el caso de los microprocesadores Intel Core de 11ª generación, la última en llegar al mercado en ordenadores como el Acer Aspire 5, se observan configuraciones con 4 núcleos y 8 hilos de ejecución. Esto confiere una mayor capacidad de procesado junto a la frecuencia Turbo de hasta 4,8 GHz. Para poder efectuar comparaciones entre sus micros, Intel han publicado tablas de procesadores para torres y para portátiles.

Pero los fabricantes, no se ciñen a un solo fabricante. En la misma familia encontramos modelos que integran CPU de distintas firmas. Es el caso de los Acer Aspire 5, Swift 3 o Nitro 5, que montan unidades con procesadores AMD Ryzen 3, 5 y 7. Estos últimos exhiben hasta 8 núcleos, 16 hilos de ejecución y frecuencia Boost de hasta 4,3 GHz. El número de núcleos, hilos y frecuencia máxima es muy útil para poder comparar unos chips con otros.

Y un tercer jugador ha irrumpido en el ámbito de los ordenadores portátiles orientados a un procesamiento en la nube. Ultrabooks como el Acer Chromebook Spin 513 se benefician de una CPU basada en Qualcomm Snapdragon. En este portátil ultrafino, el chip Snapdragon 7c dispone de 8 núcleos, 8 hilos de ejecución y frecuencias de hasta 2,7 GHz, adaptadas a las necesidades del dispositivo.

Cómo funciona la CPU del ordenador

Cuando un ordenador de cualquier tipo se enciende, la CPU es la encargada de leer las instrucciones del sistema operativo, cargando su configuración. Su objetivo es procesar todas las funciones tanto del usuario como de los programas y, al tiempo, generar la señal de salida que da lugar tanto a lo que se ve en pantalla como a la ejecución de dichas instrucciones.

Entre las instrucciones más recientes se encuentra el procesado de IA en los chips Intel Core de 11ª generación, acompañadas por funciones como Thunderbolt 4, la capacidad de tramitar WiFi 6, gráficos superiores o la compatibilidad con la tecnología PCIe 4.0 de los discos SSD.

Qué aspecto tiene y dónde está la CPU

Identificar la CPU es relativamente fácil. Esta suele ser cuadrada, medir pocos centímetros de lado y estar rodeada de pines metálicos. Además, se encuentra en un zócalo especial de la placa base donde suele leerse la palabra “socket”. Igualmente, las CPU suelen estar rotuladas con la marca y modelo del fabricante.

Como puede verse, un mismo modelo de ordenador admite diferentes tipos de procesador. Aunque no es recomendable si no se es un experto, en algunos casos en los que los procesadores no están soldados a la placa base, pueden ser extraídos, lo que permite la ampliación de las capacidades de los equipos.

En InGET by Acer | Ordenadores All in One: 9 ventajas frente a los portátiles y los equipos de sobremesa

En InGET by Acer | Todo lo que te gustaría saber sobre procesadores (pero nunca preguntaste)

Imágenes | Acer, Intel

Alma Landri

Leave a Reply


Your email address will not be published. Required fields are marked *