Blog

Cómo cambiar el ventilador de tu PC paso a paso


El rendimiento de nuestro ordenador está directamente vinculado al rendimiento de sus turbinas de ventilación. Tanto si necesitas darles una limpieza como si quieres cambiarlos y sustituirlos por unos nuevos, conocer la forma de cambiar el ventilador de tu PC puede salvarte de gastar mucho dinero y ahorrarte algún disgusto extra.

A lo largo de los últimos años, hemos analizado los progresos en materia de refrigeración que hemos venido realizando en Acer. Incluso dedicamos un especial a la refrigeración líquida. Pero nada mejor que conocer a fondo la manera de cambiar y sustituir los ventiladores —o simplemente volverlos a montar—. Y para esta guía usaremos el Predator Orion 3000 como ejemplo, una de las torres más completas y polivalentes de cuantas existen.

¿Por qué? Este sistema “cerrado” es capaz de ofrecer sobrada potencia para convertirlo en tu equipo gaming para la próxima década. Sus avales son evidentes: dentro de su caja de 18 litros hay espacio para montar un procesador i7 de 10ª generación, una GPU GeForce RTX 2070 Super —un “super” que significa un 25 % más de velocidad que la generación anterior—, hasta 64 GB de memoria DDR4 a 2666 MHz, hasta 1 TB de SSD PCIe NVMe y suficiente espacio para montar otro HDD de 8 TB.

Paso 1. Desconecta de la corriente

Habilita una mesa a una altura cómoda, tumba tu torre en horizontal sobre ella —a ser posible sobre una toalla o tela mullida para evitar posibles arañazos en la carcasa— y comienza localizando y retirando las grapas exteriores.

Dentro del Predator Orion 3000, se albergan dos ventiladores FrostBlade sobre los que tenemos total control para modificar la velocidad/consumo e iluminación RGB de los mismos. Es posible editar y personalizar la iluminación de las barras de luces verticales en la carcasa frontal mediante la app nativa PredatorSense. Es por ello que, el primer paso, nada más abrir la carcasa de la torre, exige desconectar el cable de corriente de la torre y esperar un minuto a que enfríe la fuente de alimentación.

Paso 2. Retira la alimentación del ventilador

Para este paso no necesitas destornillador alguno. Algunos ventiladores como los del Predator Orion 3000 integran iluminación LED. En este caso, necesitamos retirar el cable que conecta el ventilador al chasis y este a la placa base. Casi siempre se trata de un conector de 3 pines o de 4 pines (el estándar de MOLEX), que facilitan su desconexión con una pequeña pestaña.

A veces es necesario retirar algunas de las ranuras PCI, aunque ese no es el caso del Predator Orion 3000, cuyo gabinete interior puede verse a través de un robusto cristal templado. El ventilador, a su vez, a veces está fijado con cuatro tornillos. Recurre al destornillador adecuado para aflojarlos, déjalos bien identificados sobre un papel y retira el ventilador.

Paso 3. ¡A limpiar!

Para retirar el polvo y no dejarlo suspendido en el ambiente, recomendamos usar un aspirador-soplador de mano. Estos aspiradores son usados en informática para recoger los restos de pelo y comida presentes en teclados y escritorios y se comercializan a bajo coste. Además, cuenta con cepillos de cerdas suaves para recoger el polvo sin esparcirlo.

El resto puede ser eliminado con un paño de microfibras como los usados en limpieza de pantallas y un bastoncillo para acceder a los rincones más pequeños, ligeramente humedecido con alcohol sanitario. En cualquier caso, evita ejercer demasiada presión y realiza esta tarea con paciencia.

Paso 4. Vuelta a montar

Volver a instalarlo o, en su defecto, colocar uno nuevo es tan sencillo como revertir el proceso. Eso sí, mucho cuidado al montar el nuevo ventilador: debe expulsar aire de dentro hacia afuera, revertir este ciclo puede ser fatal. Podemos probar encendiéndolo antes de montarlo dentro de la torre para constatar que, efectivamente, el flujo de aire se expulsa correctamente.

La clave de este punto reside en cómo vuelven a colocarse los cables, sin entorpecer el flujo del caudal de aire, pudiendo fijarlos mediante los propios zips de la placa. De lo contrario, a medida que giren las aspas provocarán un molesto zumbido como respuesta al bloqueo de aire.

Paso 5. Cerramos y volvemos a conectar

Con todas las conexiones realizadas y comprobadas, con el ventilador nuevo o recién limpiado correctamente ajustado, conecta al enchufe el cable de alimentación y enciende el ordenador.

Si la BIOS no reconoce el adecuado funcionamiento de este componente —exceso de voltaje, mala conexión etc.—, el sistema se apagará, lo que implica que tendremos que volver a realizar toda la tarea y desensamblar el ventilador. Si el sistema arranca correctamente, es que está todo en orden.

En InGET by Acer | Cómo mejorar el rendimiento de tu PC gaming

En InGET by Acer | La checklist definitiva para configurar tu portátil nuevo

Imágenes | Acer, Unsplash, webs oficiales de Norton, Cyberghost y UltraVPN.

Israel Fernández

Leave a Reply


Your email address will not be published. Required fields are marked *